Belleza a cambio de trabajo


Estar guapo no sólo se ha convertido en una opción individual más, sino que conseguirlo, a través de la cirugía estética, es ahora un fin para lograr incluso un puesto de trabajo

belleza

La belleza, o más bien la imagen personal, se ha convertido para algunas personas en un aspecto tan fundamental como imprescindible.

cirugiaPero esto es relativamente corriente hoy día hasta que comienza a convertirse en una auténtica obsesión. Y esta barrera se traspasa, por ejemplo, en el momento en que las operaciones de cirugía estética en cadena entran en juego.

No es sólo el empeño por estar más guapo –o parecerlo-, aunque en ocasiones se consiga el efecto contrario, sino que se va más allá. Muchos han decidido acudir a una clínica reparadora con el fin de obtener el puesto de trabajo al que están optando.

Trabajo por cirugía

La crisis también ha jugado un papel fundamental en esta lucha descarnada por un salario a fin de mes. La competencia es dura, a veces despiadada, y hay personas que están dispuestas a realizar cualquier cosa, por muy descabellada e insensata que pudiera parecer.

Es más, si nos limitamos a datos más concretos, la Sociedad Catalana de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SCCPRE) ha

quirofano

realizado un estudio que revela que el 30% de los que deciden visitar el quirófano para reparar alguna zona visible, lo hace, sobre todo, por motivaciones laborales.

Este grupo de pacientes –un 65% de los cuales son mujeres- considera que su futuro cambio “artificial” le favorecerá en el trabajo. Pero… ¿sólo les influirá su aspecto físico? Creo que todos estaremos de acuerdo en que cada vez se le otorga más importancia al aspecto externo y que determinadas personas sienten una fuerte presión ante el proceso de envejecimiento imparable.

Fuerte presión

Sin embargo, ¿dónde ha quedado la importancia de los conocimientos, la formación o la profesionalidad? El tradicional currículo donde cada cual expone su trayectoria profesional, logros, aciertos y estudios parece haber quedado en un segundo plano frente a un factor tan superficial como una cara bonita.

Es de suponer que, al igual que no todo el mundo es tan frívolo como para pensar esto, el sentido común triunfe por encima de la sinrazón en más de una sala de espera.

¿Tú te someterías a una operación de cirugía estética para conseguir un trabajo? ¿Estás de acuerdo con esta forma de actuar?
Anuncios

¿Te apetece comentar este artículo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s