La música de Star Wars, también apta para pigmeos

Con independencia de la zona del planeta que alguien se encuentre, por muy aislada que sea la isla o tribu, la misma música es capaz de producir similares sentimientos y emociones en cada uno de los sujetos que la escuchan. Su universalidad se ha hecho patente en una interesante investigación

música

La tópica frase hecha de que la música es universal la hemos oído, e incluso dicho, en muchas ocasiones. Sin embargo, no era sólo una expresión hecha sino que ya se puede afirmar que viene avalada por un estudio científico.

Expertos de la Universidad de Montreal (Canadá) y de la Universidad Technische de Berlín (Alemania) han hecho públicas sus investigaciones en la prestigiosa revista Frontiers of Psychology.

Culturas enfrentadas

El eje de sus estudios ha girado en torno a la disyuntiva de si personas tan lejanas –cultural y geográficamente situadas- eran capaces de experimentar las mismas emociones y sentimientos al escuchar idénticas melodías.

música

Y así ha sido. Al menos, sus variaciones físicas han sido independientes de la zona del planeta donde se encontraran y, sobre todo, de su educación y nivel educativo.

Para hacer el experimento más extremo, los investigadores enfrentaron a una tribu aislada de pigmeos congoleños y a un grupo de voluntarios canadienses, muchos de ellos bohemios o relacionados con ambientes artísticos.

música

Pues, aunque parezca mentira, esa música de la banda sonora de “Star Wars” o la mítica pieza central de “La lista de Schindler”, que tantas emociones han provocado a todos los espectadores de la película, también despertaba interesantes sentimientos en los pigmeos.

Vencer miedos

Es evidente que los congoleños no utilizan la música como modo de evasión o diversión, ni siquiera para acompañar sus quehaceres diarios pero, para ellos, también aporta un valor significativo.

música

 

A la hora de armarse de valor y vencer determinados miedos frente a la caza; para honrar a sus muertos, o incluso para animar a sus otros compañeros, la tribu africana dedica reveladores cánticos de todo tipo.

música

Sin embargo, la gran diferencia es que, según explica Hauke Egermann, el psicólogo al frente del estudio, “para los pigmeos, el significado de la música siempre es positivo. Todas sus canciones son para animar un estado anímico negativo. Para que el que se sienta triste se alegre; para que el cazador aterrado gane valor… No conciben lo que hacen los occidentales, es decir, que la música se dedique a transmitir emociones negativas”.

Por lo tanto, cada cual tiene una preferencia y en cada cerebro se producen recuerdos diferentes al oír determinadas melodías. Pero lo que no se puede negar es que la música nos reporta a todos reacciones a veces casi equivalentes.

El desmentido científico de la existencia de dios

Los milagros no son compatibles con la ciencia, asegura el divulgador Stephen Hawking y, por lo tanto, niega la existencia de un posible dios con total rotundidad. ¿Es la Iglesia la que lleva la razón en estas cuestiones o los científicos que aportan datos empíricos?

 Einstein, ciencia y dios

La ciencia trata de demostrar la existencia de un probable dios. ¿Es posible o en realidad estamos todos equivocados? Y ante todo ¿qué pruebas se podrían aportar para demostrarlo?

religión sobre dios

Por supuesto, es un tema muy complejo pero al que se recurre, en determinadas ocasiones, con el fin de desestimar o dar la razón (dependiendo la teoría o razonamiento que, en cualquier caso, se defienda) a la nueva hipótesis propuesta.

Hawking y su negación

En esta ocasión, el que habla de dios no es cualquier persona ni un predicador o charlatán anónimo. Se trata del divulgador y científico británico más reputado de nuestro siglo, Stephen Hawking, quien ha negado de forma rotunda la existencia de ese dios.

hawking niega a un dios

Su afirmación categórica y contundente se basa en que “si estamos muy cerca de lograr el objetivo de entender el origen y la estructura del Universo, ningún aspecto de la realidad está ya fuera del alcance de la mente humana”. Por lo tanto, su conclusión es que “no hay ningún dios. La religión cree en los milagros, pero éstos no son compatibles con la ciencia”.

Creación fantaseada

Y sin pestañear. Y a partir de aquí parece que ya está dicho todo pero, claro está, la Iglesia, negará tales teoremas relacionados con orígenes, a su parecer, “dispersos” y nada útiles sobre nuestra existencia.

ciencia y dios

Se aferrará además a ese origen de la creación que recoge la Biblia y que describe –con ciertas dosis de fantasía y toques de sobrenatural- los comienzos de la Tierra, la vida, el primer ser humano, Adán, Eva… decididos sin más por una deidad superior.

creyentes en dios

Claro está, es una creencia que, afortunadamente como todas, es opcional y muy personal, pero ¿demostrable? Y en cuanto a praxis no se trata de un libro escrito por supuestos hombres de hace siglos ni presuntos milagros o apariciones, sino teorías empíricas que aporten pruebas objetivas y así acabarían con suposiciones y debates innecesarios.

 ¿Y tú qué opinas al respecto?

Ciencia versus Religión

Lo espiritual, bajo la lupa de lo más científico

¿Podría ser la religión y lo espiritual sólo una ilusión subjetiva de nuestro cerebro? Psiquiatras, médicos y psicólogos pretenden analizarlo de una forma científica

espiritualidad

Por primera vez la religión va a ser analizada científicamente. Puede ser un hecho de los más interesantes pero, ante todo, pionero y no exento de polémica.

De ello se encargará la Comisión de Psiquiatría y Psicología Médica del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid, con quienes también colabora la Asociación Española de Psicoterapia.

Esto le confiere un aspecto más serio al tema –para los más reticentes-, ya que tratarán de dar respuestas formales a esas preguntas que al ser humano, muy en ocasiones, le ha rondado la cabeza. cerebro

Por lo tanto, tendremos vertientes muy dispares y puntos de vista de lo más sugestivos, ya que las pretensiones de estos expertos van mucho más allá si pueden: desentrañar las raíces cerebrales de la religión.

Neuroespiritualidad

Es decir, ¿podrían esas experiencias -que denominamos religiosas o espirituales- estar causadas por nuestro cerebro y localizadas en zonas muy concretas del mismo?

cerebro

A esta circunstancia, denominada neuroespiritualidad, ya se refirió en una conferencia Francisco J. Rubia, catedrático de Neurología de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, y de la Universidad Ludwig Maximillian de Munich, quien aseveró que “tenemos una tendencia innata a la espiritualidad generada por estructuras cerebrales, pero no una tendencia innata a la religión, como algunos autores sostienen, porque la religión es una construcción social que consta de múltiples factores”.

En este sentido, se refiere a que en nuestro cerebro pueden tener lugar experiencias sensitivas extremas o “divinas” pero que, además de ser subjetivas, pueden ser provocadas al estimular del sistema límbico, que es nuestra parte más emocional.

Aferrarse a lo místico

En todas las épocas de nuestra era han surgido sucesos inexplicables relacionados con el ser humano –y con los fenómenos de la naturaleza- que algunos han tachado de espirituales o místicos. religion

En cierto modo es lógico, ya que el hombre está rodeado de peligros inminentes, problemas, continuas dudas, incertidumbres… y necesita aferrarse a alguna experiencia o figura que le tranquilice. A saber: religión en todas sus vertientes ideológicas, meditación, misticismo, éxtasis, experiencias paranormales, drogas, alcohol… evasión, en definitiva.

 ¿Tú qué opinas al respecto? ¿Estás de acuerdo o en contra de este análisis científico? ¡¡Coméntalo!!