Ciencia versus Religión

Lo espiritual, bajo la lupa de lo más científico

¿Podría ser la religión y lo espiritual sólo una ilusión subjetiva de nuestro cerebro? Psiquiatras, médicos y psicólogos pretenden analizarlo de una forma científica

espiritualidad

Por primera vez la religión va a ser analizada científicamente. Puede ser un hecho de los más interesantes pero, ante todo, pionero y no exento de polémica.

De ello se encargará la Comisión de Psiquiatría y Psicología Médica del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid, con quienes también colabora la Asociación Española de Psicoterapia.

Esto le confiere un aspecto más serio al tema –para los más reticentes-, ya que tratarán de dar respuestas formales a esas preguntas que al ser humano, muy en ocasiones, le ha rondado la cabeza. cerebro

Por lo tanto, tendremos vertientes muy dispares y puntos de vista de lo más sugestivos, ya que las pretensiones de estos expertos van mucho más allá si pueden: desentrañar las raíces cerebrales de la religión.

Neuroespiritualidad

Es decir, ¿podrían esas experiencias -que denominamos religiosas o espirituales- estar causadas por nuestro cerebro y localizadas en zonas muy concretas del mismo?

cerebro

A esta circunstancia, denominada neuroespiritualidad, ya se refirió en una conferencia Francisco J. Rubia, catedrático de Neurología de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, y de la Universidad Ludwig Maximillian de Munich, quien aseveró que “tenemos una tendencia innata a la espiritualidad generada por estructuras cerebrales, pero no una tendencia innata a la religión, como algunos autores sostienen, porque la religión es una construcción social que consta de múltiples factores”.

En este sentido, se refiere a que en nuestro cerebro pueden tener lugar experiencias sensitivas extremas o “divinas” pero que, además de ser subjetivas, pueden ser provocadas al estimular del sistema límbico, que es nuestra parte más emocional.

Aferrarse a lo místico

En todas las épocas de nuestra era han surgido sucesos inexplicables relacionados con el ser humano –y con los fenómenos de la naturaleza- que algunos han tachado de espirituales o místicos. religion

En cierto modo es lógico, ya que el hombre está rodeado de peligros inminentes, problemas, continuas dudas, incertidumbres… y necesita aferrarse a alguna experiencia o figura que le tranquilice. A saber: religión en todas sus vertientes ideológicas, meditación, misticismo, éxtasis, experiencias paranormales, drogas, alcohol… evasión, en definitiva.

 ¿Tú qué opinas al respecto? ¿Estás de acuerdo o en contra de este análisis científico? ¡¡Coméntalo!!
Anuncios

La reivindicación del Periodismo de Guerra, a pesar de la crisis (I) #periodismoIPECC

Tres grandes reporteros del periodismo internacional se reunieron en un debate para reivindicar la existencia del corresponsal y del enviado especial en conflictos mundiales

periodistaguerra Tres incomparables profesionales que ejercen su profesión de reporteros en terrenos muy hostiles y territorios en guerra protagonizaron una más de las conferencias del “Ciclo Periodistas y Periodismo”, organizado por la IPECC, la FAPE y la Agencia EFE, (#periodismoIPECC) centradas en un complicado oficio hoy en día.
“Periodistas de Guerra” fue el título de este encuentro, moderado por Aurelio Martín, vicepresidente de la FAPE, y protagonizado por Olga Rodríguez, periodista del Diario.es y escritora especializada en Oriente Medio; Pilar Requena, redactora del programa de TVE “En Portada” y durante 25 años en los Servicios Informativos en el Área Internacional. Además es profesora de Relaciones Internacionales en la Universidad Complutense de Madrid; y Javier Martín, redactor jefe del Área de Internacional de la Agencia Efe; fundador de El Cairo, servicio de noticias en árabe de la agencia y periodista con gran experiencia sobre el terreno en Oriente Medio.
La reportera del Diario.es comenzó el debate recordando que su trabajo más conocido ha sido la invasión de Irak en 2003 y que para los medios de comunicación convencionales, aquella fue una forma de trabajar que ahora se está extinguiendo.

Situación terrible y compleja

 

 “Fuimos como enviados especiales y los más numerosos éramos los españoles. Yo no he vuelto a vivir nada igual. El caso iraquí es, en un periodo de tiempo relativamente corto, la transformación de un país como no ha habido nunca más nada igual.
olgaRodriguez

Para mí esa destrucción permitida de la sociedad fue una situación terrible y compleja”. Rodríguez explicó además que la cara opuesta es el caso egipcio de 2011, donde todo fue un fenómeno político y social tremendo que ocurrió de manera rápida “pero que se vivió con un optimismo más generalizado”.

El jefe de Internacional de la Agencia Efe quiso comenzar su exposición reivindicando en primer lugar que “el periodismo de guerra es una parte del periodismo internacional y una pieza importante para la sociedad, aunque lo tenemos olvidado”.
Así, recordó que se aprendía mucho sobre el terreno y que los periodistas nuevos seguían a los más reconocidos y nunca faltaban medios para cubrir un conflicto, por lo que la gente estaba muy bien informada de lo que, por ejemplo, ocurría en Irak. “Ahora miro lo que pasa en Siria y me dan ganas de llorar porque se informa poco y mal. No se manda a nadie; ése es el problema. A pesar de la crisis no podemos olvidar las cosas que están pasando y a esos freelances que luchan por intentar meter su información en los periódicos.
IPECC
En este sentido, Martín comentó que hay que ser conscientes de que hemos dado un paso atrás y de ello depende el conocimiento social de lo que está pasando en el mundo. Por eso, aprovechó para reivindicar, tanto a los directores de periódicos como a los lectores la necesidad de una información más amplia y precisa. “Estamos viviendo desde principios del siglo XX en el Mundo Árabe una época de distintas dictaduras y regímenes autoritarios, donde hay sociedades sin derechos y la única oposición son los islamistas. El problema es que aún no se ha dado una revolución necesaria para que los movimientos progresistas o liberales lleguen al poder, ya que aún están bajo los gobiernos del siglo anterior”.

Periodismo en crisis

Requena, por su parte, también consideró que el periodismo está en crisis y el periodismo internacional más, seguramente porque es más caro y es donde más se notan los recortes, prescindiéndose de la experiencia. “Yo odio el término periodista de guerra porque yo cubro sólo en zonas donde me considero conocedora. Creo que es importante cubrir más el pre-conflicto para evitarlo y el post-conflicto para darnos cuenta de lo que está ocurriendo de verdad. Lo que debemos preguntarnos es porqué tropezamos con la misma piedra y nos dejamos llevar por la misma potencia, que es la que toma las mismas decisiones”.

Y además ¡No te pierdas la II parte de “Periodistas de Guerra” en este mismo blog!